La Destitucion De Los Generales Y El Terrorismo Del Estado

13 de Noviembre de 2008 La Destituciƨn De Los Generales Y El Terrorismo Del Estado Los hechos que ocasionaron la masiva destituciƨn de 20 oficiales y 7 suboficiales del ejƩrcito, son apenas la punta del iceberg de una razƨn esencial en el surgimiento y lucha de la insurgencia colombiana, cual es la articulaciƨn orgơnica que siempre ha existido, entre el asesinato polƭtico, las masacres, las torturas, la desapariciƨn forzada y la muerte de miles de compatriotas, es decir, de la guerra sucia y el paramilitarismo con los organismos de inteligencia y la instituciƨn de las fuerzas militares del Estado. A fuerza de contundentes denuncias e innegables evidencias, continua corriƩndose el velo que descubre a quienes estơn detrơs de centenares de masacres como las de Urabơ, Mapiripan, El Castillo, El Aro, Trujillo, Filo Gringo, Cajamarca y decenas de otras a lo largo y ancho de la geografƭa patria desde hace mơs de 40 aƱos, y que bajo denominaciones eufemƭsticas como los llamados "falsos positivos", lo que ocultan son espantosos y sistemơticos crƭmenes de lesa humanidad contra nuestro pueblo. No es esta una responsabilidad individual imputable solo a los destituidos sino el resultado de aƱos de adiestramiento de todos los mandos militares en la concepciƨn doctrinaria de la seguridad nacional, que criminaliza la protesta social y considera al pueblo y a sus propios hermanos nacionales como enemigos a aplastar en una guerra interna. Es el resultado y el fracaso de la concepciƨn del "enemigo interior" que considera que para vencer la protesta popular "hay que secarle el agua al pez", siendo la insurgencia el pez y el agua el pueblo. El conocimiento pƺblico de estos hechos, es un triunfo de los sectores democrơticos y de todos los luchadores por la paz, la justicia social y la verdad, pues oficialmente se reconoce que detrơs de tanto crimen e ignominia contra nuestro pueblo, lo que se oculta es el terrorismo del Estado, con la certeza, que cada paso en direcciƨn a desmontar todo ese tinglado de mentiras ocultas a travƩs de la historia de Colombia, es un paso adelante en direcciƨn a la paz con justicia social que todos anhelamos. Solo una fuerza pƺblica, con una concepciƨn profundamente bolivariana, podrơ garantizar que Colombia supere para siempre esta horrible noche del terrorismo del Estado. Secretariado del EMC FARC-EP